5 días en Villabo, la puerta del llano.

Llegaron las vacaciones, y con ellas una nueva aventura! Destino: Llanos orientales, en principio viajaríamos a Yopal, Casanare pero al final terminamos en Villavicencio, Meta.

Hace dos años  había tenido la oportunidad de pisar Villavicencio por poco menos de media hora,  y prácticamente no pude apreciar nada de la ciudad; esta vez tendría la oportunidad de conocer un poco éste lugar de nuestra geografía colombiana tan golpeado  por la guerra, el cual  hoy día  aflora ante el mundo y nos muestra su belleza paisajistica y cultural.




Como siempre el desplazamiento en moto estuvo enmarcado por unos paisajes hermosos y como no, con una que otra zancadilla: lluvia, neblina en el alto de la linea o la inexplicable prohibición de que las motos no puedan circular por el ultimo túnel que da la bienvenida a Villavicencio,   sino que pasado el peaje Pipiral haya que desviarse y tomar la Vía antigua, la cual está en pésimo estado. Pero, pese a los sinsabores llegamos a la ciudad y de inmediato empezamos a disfrutar de ella, de los paisajes de infarto del piedemonte llanero, del Rió Guatiquía y de las  majestuosas montañas verdes en un lado y al otro la infinita llanura, también de uno que otro agujero y del caos del trafico a falta de señales de transito. Esa noche  conocimos algunos lugares de referencia como monumentos y parques.
Paisajes del Piedemonte Llanero

Paisajes del Piedemonte Llanero

Paisajes del Piedemonte Llanero
El segundo día despertamos con un hermoso amanecer llanero, conocimos el Centro Comercial Primavera Urbana, el cual cuenta con un sendero natural en medio de locales comerciales y cafeterías que  te hace olvidar que estas justo en un centro comercial. Por la tarde después de recibir al resto de la familia que llego desde Yopal, fuimos al Mirador Turístico La Piedra del amor donde tomamos agua'e panela con queso y vimos  caer la noche sobre Villabo.
Amanecer Llanero

Amanecer Llanero

Amanecer Llanero


Centro Comercial Primavera Urbana

Centro Comercial Primavera Urbana

Centro Comercial Primavera Urbana
El domingo, disfrutamos en familia de un delicioso sancocho costeño, de los que hacia años no comía, acompañado de vino. ¡Abrase visto semejante combinación! El lunes festivo luego de despedir a la tropa, fuimos con nuestros anfitriones a recorrer una de las tres rutas turísticas del meta, la Ruta del Piedemonte Llanero:  almorzamos en Cumaral una exquisita carne a la llanera y de regreso llegamos al Mirador de Restrepo desde donde el infinito llano parecía ser el horizonte del mar. 
Carne a la llanera en Cumaral-Meta

Carne a la llanera en Cumaral-Meta

Iglesia de Restrepo-Meta

Mirador de Restrepo-Meta

Mirador de Restrepo-Meta
El martes,  mientras todos volvieron a sus quehaceres,  nosotros en modo vacaciones, fuimos a explorar otra ruta, esta vez la Ruta del Embrujo Llanero , llegando hasta el municipio de Lejanías donde se encuentran las Piscinas del Río Guejar, a las que  por falta de tiempo no pudimos llegar. Hicimos una parada en Granada y otra en San Martín de los llanos,  en este ultimo municipio comimos uno de los dulces típicos de la región y nos aventuramos a subir la torre mirador  ubicada a la entrada del pueblo, pero nos bajamos a medio camino porque nos dio vértigo. Por ultimo, visitamos el Malecón del Río Acacías para completar así nuestra aventura.
Lejanías - Meta

Torta Gacho en San Martin-Meta

Mirador de San Martin - Meta

Río Acacías-Meta
El miércoles llego la hora de regresar a casa, antes de partir fuimos hasta la Catedral de Nuestra Señora del Carmen y caminamos un poco por la Plaza Los Centauros.
Catedral de Nuestra Señora del Carmen 
 

Monumento  los Centauros

Plaza Los Centauros
Nos quedo faltando recorrer la Ruta del Embrujo llanero, espero poderla conocer en una próxima oportunidad y volver a disfrutar de la comida, los paisajes, la cultura y sobre todo,  la música llanera.

Para ver mas fotos de éste y otros viajes sígueme en Instagram como @rizosalvientoblog 😉




Entradas populares