Mis Segundos 15!

DSC_0997
A los 15 años pasas de la infancia a la adolescencia, te dicen que ya eres una mujer, pero del dicho al hecho hay mucho trecho; eso es apenas el comienzo de una vida, que anhelas llena de experiencias. Luego, llegan los maravillosos 20, esa época en la que plena de juventud y energía, sientes que tienes toda una vida por delante y un mundo entero por conquistar y, finalmente llegan los, para muchas, temidos 30 años, el tercer piso o como yo he preferido llamarle: los segundos 15. Una etapa donde puedes mirar atrás y sentirte satisfecha por todo lo que has vivido, puedes mirar a tu alrededor y sentirte agradecida con la vida por todo lo que te ha dado, las personas que han llegado a tu mundo, los logros que has alcanzado y, finalmente, puedes mirar al futuro con la seguridad de que todo lo que te propongas lo vas a lograr, y es ese momento, donde descubres algo poderoso y especial: la incertidumbre de lo que vendrá ya no esta, no te asusta, ha llegado el momento en que te sientes toda una Mujer empoderada de ese término tan amplio que nos define.

Mis segundos 15, la llegada al tercer piso, mis maravillosos 30 años, me llenan de mucha emoción ya que pienso que esta es, indudablemente, una vuelta al sol diferente a las demás, y por ser diferente, no quería pasarla por alto, así que, desde que el reloj marco el inicio del 2017, empecé a pensar cómo podría celebrarlo. Y es que, aunque suene raro, eso de pensar como celebrar el cumpleaños, debido a que no soy aficionada a celebrar mi cumple, se me antojaba complicado, aun así las cosas, había que pensar en ello.



Revisando el álbum familiar, son contadas las fotos que tengo de las celebraciones de mis cumpleaños, a decir verdad, solo están las de mis 8 años; también recuerdo, que a los 9 o 10 años mi mama me organizó una bonita fiesta de la cual no quedo evidencia porque se daño el rollo de la cámara. Después de ahí, creo que los 16 de Mayo han pasado un poco sin pena ni gloria, pero como 30 añazos no se cumplen tooodos los días, este año se me dio por ahí: quería celebrar, hacer algo especial para mi cumpleaños, y como  dudaba de que Mr Chente se pusiera en plan de organizador de rifas, juegos y espectáculos, empecé a darle ideas, he de admitir nada subliminales, de lo que me gustaría ; al final fue tanta la cantaleta, que un día cualquiera me mando a la porra y me dijo que ya vería el que me regalaba y que lo dejara tranquilo, y pues así lo hice, aunque no de buena gana.

Y mientras yo pregonaba a los cuatro vientos que Mr Chente no me iba a regalar ni una torta, el pobre hacia malabares para no meter la pata, a la vez que conspiraba, junto con mis compañeras de trabajo, para darme una Súper Sorpresa: un compartir en mi cafetería favorita con una decoración espectacular, regalos y TORTA con soplada de velitas y ¡pedida de deseo! ¡Y ni qué decir de las invitadas, quede PLOP cuando las vi! 
En fin..., que Mr Chente lo hizo otra vez: me sorprendió, esta vez con la celebración de #MisSegundos15.
Infinitas gracias a todas las asistentes por secundar a mi querido esposo, y regalarme una noche tan especial.
 😍😍😍                





Entradas populares