Pereira Florece en Agosto

Por cosas de la vida, en el patio de la casa, mi mama siempre tuvo flores y plantas  que cultivaba con ahínco mientras yo me dedicaba a arrancarles las hojas para hacer el compuesto verde, (los de mi generación sabrán de que hablo) cuando jugaba a la tiendita.

Nunca sentí curiosidad por saber cómo se cultivaba una planta, aparte de lo que aprendí en la clase de ciencias naturales en el colegio; y a la fecha creo que ese don me ha sido negado, de tal suerte que cuando viví en Cartagena, mientras mi madrastra, fan de tener la terraza llena de macetas y rosas y de ir los domingos a los viveros, mantenía un jardín precioso, yo, con solo echarles agua para regalarlas, las terminaba matando.  Según me decían  todo se debía a las energías pesadas, y como siempre he tenido un genio de los mil demonios, sin querer me terminaba cargando a las pobres plantas. Así que, para no frustrarme más, opte por mantenerme lejos de ese hobby.


Pero como la vida es una cosa de locos, me volvió a poner gente en el camino aficionada a la jardinería, como el portero del edificio, que mantiene las flores del jardín hermosísimas a las cuales no puedo evitar tomarles fotos,  y, para variar, he venido a parar a un lugar del territorio colombiano con un clima excepcional para las flores, así que, contra todo pronóstico, las flores siguen presentes en mi día a día.

Para las personas de la región la variedad de flores que tienen en su territorio es algo que hace parte de la cotidianidad de sus vidas, de esto último me di cuenta hace más o menos un año y medio, cuando un día, mientras me comía una chocolatina Jet,  una de mis compañeras de trabajo  pregunto  qué me había salido en el dulce,   observé la lámina y pensé que  era un insecto, así que le respondí: un bicho,  a la vez que le enseñaba la imagen. En tanto ella la vio, exclamó: ¡un zapatico! A lo que le interpele preguntando ¿qué era eso?, ella me miro con cara de extrañeza y me dijo: ¿Cómo así? ¿No sabes que es un zapatico? ¿En la costa no se ven? Ante sus preguntas solo fui capaz de responder: NO, mientras miraba detenidamente la imagen, intentando recordar si por casualidad algún día había visto algo parecido, pero no, nunca había visto algo igual. En tanto, mi compañera, procedió a explicarme que lo de la imagen era una flor, un tipo de orquídea  que en el eje cafetero son  muy comunes.

Yo que de orquídeas solo sabía que es la flor nacional de Colombia, que solo las había visto en imágenes de Internet,  y cuya fisionomía distaba mucho de la imagen de la lámina, me quede pensando en lo que mi compañera me dijo: en el eje cafetero hay orquídeas.

A partir de entonces me entro la curiosidad por conocer las orquídeas, y empecé a estar alerta sobre dónde había viveros;  los encontré, aquí en el eje de veras que hay muchos, muy grandes pero en general fuera de la ciudad, por lo que a la fecha he pasado frente a muchos pero no he visitado ninguno.

Sin embargo, si  Mahoma no va a la montaña, la montaña va Mahona, y sin darme cuenta las orquídeas vinieron a mí.Una tarde, de camino a casa, vi en una valla publicitaria, un letrero que anunciaba la XXIV Exposición Nacional de Orquídeas a celebrarse en Pereira, y el lugar del evento era el Museo de Arte Moderno de Pereira, justo al lado de casa. El corazón me dio un brinco, inmediatamente llegué al edificio, pase de largo hasta el museo para pedir información, y programé, sin más, mi visita para ese fin de semana.

Ese día, al entrar al recinto lleno de orquídeas, me sentí cual niño que entra a una tienda de dulces, todas me parecían exquisitas, ninguna tenía igual. De hecho, creo que la palabra que puede describir perfectamente mi actitud de ese día es: Corroncha, parecía una literal corronchita, tomándole foto a todas las flores. 

Pasado el éxtasis del momento, empecé a indagar sobre el  evento y encontré que esta exposición se viene celebrando hace algunos años en la ciudad, en el marco de las Fiestas de la Cosecha, en el mes de agosto. A la exposición asisten las asociaciones de orquídeas de las diferentes regiones del país: Bogotá, Popayán, Valle del Cauca, Quindío, Caldas, Risaralda y como no, Pereira con su propia representación; se realiza, además,  un concurso en el cual los entendidos premian a las mejores representantes de esta maravillosa especie. Digo los entendidos, porque el cultivo de esta flor es pura  ciencia.

En lo que llevo viviendo en esta hermosa ciudad, que cada día me sorprende mas, he podido divertirme como enana disfrutando de esta belleza de la naturaleza que es la Orquídea en las dos exposiciones que he visitado, y sin lugar a dudas, en medio de mi ignorancia entiendo por qué esta flor es digna de llamar la atención por donde quiera que pasa, es que solo mirarla es un espectáculo en sí.

A continuación les dejo algunas de, cómo supondrán, las muchas fotos que tome de la  XXIV (Agosto 2015) y XXV (Agosto 2016) Exposición Nacional de Orquídeas en Pereira, Risaralda.



El Culpable: El Zapatico

XXIV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2015



XXIV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2015

XXIV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2015



XXIV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2015

XXIV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2015


XXIV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2015

XXIV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2015




XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016

XXV Exposición Nacional de Orquídeas. Pereira Agosto 2016


Antójense y prográmense para venir a conocer estas bellezas, en este evento que reúne una gran muestra de esta maravilla de la flora de nuestro país.

Entradas populares