Salamina, Caldas: La Ciudad Luz

Se acabaron las vacaciones y el mar se quedó en la costa, mientras, yo volví a mi montaña mágica de aire primaveral, verde por doquier y fines de semanas sin parar de llover  desde donde he podido descubrir la majestuosidad del Eje Cafetetero; y aunque previsiblemente se esperaría que este regreso del blog lo hiciera al compás de sol, playa y arena, he preferido  volver con un post que tenia pediente  compartir con ustedes, más por falta de tiempo que por otra cosa;una reseña de mi nuevo descubrimiento y la aventurilla que viví el pasado mes de diciembre por el departamento de Caldas .
Había estado mirando en internet un nuevo destino a visitar entre  los  pintorescos pueblos que conforman el Paisaje Cultural Cafetero y las imágenes de sus elaborados balcones y el hecho de estar incluido en la Red Nacional de Pueblos Patrimoniode Colombia me llamo mucho la atención, así que en cuanto  Mr Chente habló de visitar un pueblo cercano, yo sin dudar dije: Salamina.
A este maravilloso lugar ubicado al  norte del departamento de Caldas sobre la vertiente occidental de la cordillera Central a una altura de 1.775 msnm se llega por dos vías, desde Manizales por una carretera totalmente pavimentada cuyo recorrido de 75 km se estima se  puede hacer en hora y media, supongo que eso siempre y cuando  te conozcas la vía (llena de curvas), ya que  nosotros que tomamos esa ruta de regreso nos demoramos un poco más para llegar hasta Manizales; y la otra vía que de hecho la tomamos de ida es la de Pereira-La Felisa, que es  la ruta hacia  Medellín pero a la  altura de La Felisa  se gira a la izquierda en dirección al municipio La Merced  y desde allí empieza el vía crucis se sigue camino a Salamina.
Nuestro país está atravesado por tres monumentales cordilleras que hacen gala de su presencia cuando te aventuras a viajar por Colombia, haciendo de la experiencia la sensación de transitar por una montaña rusa o por lo menos es lo que yo sentí; salimos a las 9:00 am de Pereira  a una altura de 1400 msnm y descendimos hasta los 828 msmm  como vi en el GPS cuando llegamos al puente por donde se cruza el Río Cauca y se llega a jurisdicción del municipio La Merced, pasado el puente comenzó el ascenso hacia la cabecera municipal de La Merced por una carretera terciaria en regulares condiciones ya que si bien esta pavimentada hay bloques destapados y  desbancados; eso sí, los paisajes son hermosos, a medida que se asciende por la cordillera Central y se ve desde lo alto el rio Cauca, la imagen es de postal y la sensación fue como si de repente fuera a alcanzar el cielo azul que estaba delante de nosotros.
Llegamos a La Merced a las 10:30am, allí aprovechamos para tomar un café. A la salida del municipio un letrero indicaba: Salamina 25 Km, pero hay que ver los dichosos 25 km  como fueron. HORROR! Nos fuimos de bruces  con 17 km de vía sin pavimentar  y  un recorrido por una pista de arena y piedrecillas  en descenso hasta otro rio que nos tomó una hora de camino en silencio sepulcral ya que yo del susto no me atrevía a decir ni media palabra, y Mr Chente muy afín de repartir ostias y joderes, se concentró  en no rodar por la arena. Pasado este último rio, los 6 kilómetros faltantes estaban pavimentados, y por fin después de tanto padecer Salamina nos dio la bienvenida.
Era la 1:30 pm,  parqueamos alrededor del parque principal e inmediatamente buscamos donde almorzar para proceder posteriormente con el respectivo paseo por el pueblo. Pese al calor y al sol  salimos a conocer las calles  de "La Ciudad Luz"  como es conocida, por los poetas , escritores y personajes ilustres que ha dado esta tierra, dotada de encanto;  y a  disfrutar de sus fascinantes balcones, decorados con evidente cariño para la época de navidad; teníamos que aprovechar cada minuto,ya que nosotros desafortunadamente fuimos a pasar el día, sin contar con que nos tomaría tanto tiempo el camino ni con que nos antojaríamos de quedarnos por lo menos un día más.
Salamina es un municipio lleno de historia pero sobre todo de arquitectura, basada en técnicas de  bahareque y tapia con balcones de todos los estilos, pintados de colores brillantes y decorados con materas de flores colgantes, y portones tallados que  hacen en todo su conjunto un espectáculo digno de admirar, declarado además en  1982 patrimonio nacional.
Iniciamos el recorrido en  el Parque Bolívar el cual me enamoró solo llegar, una plaza llena de árboles al amparo de los cuales se congregan  los salamineños al caer la tarde, casas coloniales en todo su alrededor,  exceptuando el crimen arquitectónico del edificio sede del Banco Agrario, espacio en el cual había una casa típica que se perdió en un incendio, y, posterior a ello y antes de que esta belleza de pueblo fuera incluida en la Red de Pueblos Patrimonio fue construida la estructura en cemento con diseño totalmente moderno.
En este parque se  encuentran dos monumentos muy llamativos, una fuente de bronce inaugurada en el año 1900, traída desde el viejo continente para engalanar estas tierras, cuya particularidad además de su atractivo radica en el hecho de que es una imitación de las fuentes que se encuentran en la Plaza de la Concordia en Paris, país donde fue fabricada.
Cerca de la fuente, se halla  el Kiosco,  desconozco su historia, pero lo cierto es que está dotado de una hermosa arquitectura, arabescos y calados que le confieren un aire de romanticismo único, actualmente la edificación es de cemento, replica del original construido en madera.
Seguimos caminando  sin saber muy bien  por donde continuar  y ante tanta belleza arquitectónica no nos preocupamos por buscar, después de haber recorrido por lo menos las dos cuadras cercanas a la plaza principal, encontramos el punto de atención de FONTUR, y Gloria, la encargada, muy amable compartió con nosotros información referente a la historia del municipio y su arquitectura, de igual forma nos indicó los sitios  de interés turístico que no podíamos dejar de visitar: el mural que cuenta la historia del pueblo, el cementerio, la Casa de la cultura, la Basílica Menor de la Inmaculada Concepción  y San Félix un corregimiento de Salamina desde donde se puede ir hasta el Bosque Natural de Palma de Cera la Samaria. Además nos regaló la respectiva guía turística la cual agradecí muchísimo, porque además de utilizarlas, me encanta coleccionarlas como suvenires.

No perdimos el tiempo y nos fuimos en dirección al mural, luego fuimos hasta el cementerio y ya de bajada hacia la plaza principal encontramos la basílica abierta así que entramos. Al llegar al pueblo solo había apreciado  la fachada de la iglesia, pero después de que Gloria me dijera que su atractivo es que la  estructura por dentro no cuenta con columnas me entró la curiosidad, y es que al estar acostumbrada a que todas  las iglesias están llenas de columnas, al ingresar a  la basílica me dio la impresión de estar entrando a un enorme salón dispuesto solo para mí, que alberga la más exquisitas de las obras de ebanistería e invita a deleitarse contemplandola.  La basílica cuenta además  con un Museo de Arte Religioso en cuya visita ofrece un recorrido por la torre del templo el  cual no pudimos hacer porque ya era  tarde para volver a casa.

Mi recomendación para este paseo es hacerlo mínimo en dos días y disfrutar de cada balcón, cada calle , cada lugar y sobretodo de la hospitalidad de su gente;  en Salamina, nada tiene pierde nos dijo Gloria, el pueblo es un dado, y la gente muy amable te indica cuantas cuadras debes caminar a la derecha o a la izquierda para llegar a donde necesites, la oferta hotelera es amplia y es evidente que sus moradores se sienten orgullosos de sus joyas arquitectónicas, tanto niños, como jóvenes y adultos están prestos siempre a no interrumpir una foto, más de una persona se detuvo o cruzo la calle al verme la cámara en mano, un detalle que dice mucho de un pueblo, y al que agradecí siempre con una sonrisa que fue correspondida.
Aunque quería quedarme el deber de  madre perruna me llamaba, por lo que después de disfrutar una tarde estupenda conociendo este rincón de Colombia volvimos a casa cansados pero sin duda inmensamente 


FELICESSS.

Entradas populares