Por los rincones de Popayan- Parte III

El lunes llego la hora de volver a casa,  no sin antes visitar un par de lugares más que habíamos dejado pendientes el día anterior,  el primero: El Morro del Tulcán, considerado el principal sitio arqueológico de Popayán. 
Descubierto en 1929, consiste en una loma natural en forma de pirámide truncada la cual se cree fue antiguamente un cementerio indígena dado que  se encontraron allí elementos de la época precolombina.
Desde lo alto del lugar se tiene una hermosa vista de la Ciudad Blanca con sus techos de teja; aqui nos encontramos con un monumento en honor de Sebastián de Belalcázar, una  estatua ecuestre elaborada por el artista español VictorioMacho  inaugurada en 1937 para conmemorar los 400 años de la fundación de Popayán.
El recorrido para subir a este lugar consta de un camino  que bordea el morro hasta llegar a la cima y no toma mas de 15 minutos; nosotros, sin embargo,  a lo bestia subimos por un costado del cerro y casi muero en el intento.

Al pie del mismo nos encontramos una gran sorpresa, con nuestro segundo lugar pendiente por visitar, nos habían dicho que estaba cerca del morro pero no tanto, se trata del Rincón Payanes  o Pueblito Patojo, es un espacio donde se construyeron réplicas en pequeña escala  de los monumentos más representativos del casco viejo como el Puente del Humilladero, el Puente Chiquito, la Torre del Reloj y otras. Hay además un  teatro al aire libre y en las construcciones que simulan ser  las casonas coloniales encontramos puestos de dulces y artesanías.

En Popayán hay también una nutrida oferta de museos, los cuales lamentablemente no pudimos visitar; así como lugares a las afueras de la ciudad donde se puede realizar turismo ecológico como lo son el parque Purace, ubicado  a 44 kilómetros de la ciudad, un lugar dominado por páramos, lagunas y valles de frailejones donde  nacen los ríos Magdalena, Cauca, Patía y Caquetá; allí  se levanta el Volcán Purace y se  tiene la posibilidad de vislumbrar al Cóndor de los Andes. Otra opción es  Coconuco, lugar que dista a 30 kilómetros de Popayán  el cual  ofrece piscinas de  aguas termales y cascadas naturales.
Aunque en este viaje no encontré un punto de información turística abierto donde me dieran una guía de los lugares a visitar para organizar mí recorrido por el casco histórico, les dejo mi  resumen de lugares de interés:
Templos religiosos: Capilla de Belén , Iglesia del Carmen, Iglesia San Francisco,  Iglesia Santo Domingo,Templo de la Encarnación, La Ermita, Catedral Basílica de nuestra Señora de la Asunción, Templo de San Agustín,Templo de San José.
Museos:  Museo de Arte Religioso, Casa Museo Negret, Museo Casa Mosquera, Casa Museo Valencia, Museo de Historia Natural.
Casa Museo Valencia
Lugares emblemáticos: Teatro Municipal Guillermo León Valencia, La Torre del Reloj, Panteón de los Próceres, Puente del Humilladero, Parque Caldas, Morro del Tulcán, Rincón Payanés, Hotel Dann Monasterio, El Camino de los Quingos.
Teatro Municipal Guillermo León Valencia
Panteón de los Próceres

En conclusión, un fin de semana maravilloso e inolvidable en el que camine y caminé sin parar de asombrarme una y otra vez. Y, después de dudar  si viajar o no  a Popayán, regrese feliz de no haber cedido a mis temores.
Popayán, la Ciudad Blanca, la Ciudad Gastronómica, la ciudad de las historias, es ante todo una ciudad hermosa y mágica con sus calles iluminadas con faroles, algo que también me encanto;  con un legado histórico importante, no solo en lo referente al pasado sino al presente ya que en esta región aún se conservan etnias indígenas que guardan y procuran garantizar la continuidad de sus costumbres.
Para mayor información de los lugares de interés en Popayán les recomiendo visitar el siguiente link: http://popayan.gov.co/turistas/que-sitios-conocer ,y los invito a descubrir este maravilloso lugar de Colombia.


Entradas populares